Pierino nuevamente

Esta noche dirigiendo a la OFM en el teatro Solís estuvo nada menos que el maestro Piero Gamba, frecuente amigo musical de nuestro medio.
"Pierino", como se lo conoce desde sus inicios como niño prodigio (con 8 ya dirigía la orquesta romana), eligió un repertorio eminentemente clásico, con Mozart, Haydn y Beethoven. Hermosas obras como la obertura de Las Bodas de Fígaros y la sinfonía Haffner de Mozart, el concierto para trompeta de Haydn, y dos movimientos sinfónicos de Beethoven.
En lo personal me pareció memorable el primer movimiento de la 5ta sinfonía, escalofriante podría ser el adjetivo, por la dinámica del discurso, el ajuste general (exceptuando a los cornos), la tensión, el tempo justo. Magnífico.